Envíos GRATIS a la península por compras superiores a 50 euros. Para Canarias y Baleares, por favor, ¡contacta con nosotros!

EN VACACIONES TAMBIÉN NOS CUIDAMOS

Fuente: Pinterest

Llega una de las épocas del año más esperadas por muchos de nosotros y, aunque no lo queramos, tendemos a despreocuparnos en lo relativo a nuestra alimentación. Hay estudios que demuestran que durante el verano se incrementa el consumo de bebidas azucaradas (refrescos) y alcohólicas (cerveza) que, unidas a la reducción de actividad física, provocan un ligero aumento de peso. Por eso, con esta publicación queremos animarte a mantener también en verano las buenas costumbres que tienes a lo largo del año, ya que conseguirás mantener tu buen estado de forma y de ánimo sin altibajos y con mejor impacto sobre tu salud:

  • Buena hidratación: con el calor, tendemos a perder una gran cantidad de agua necesaria para nuestro organismo. Por eso, muchos expertos destacan la importancia de hidratarse bien, con al menos dos litros de agua al día, si bien la limonada casera, infusiones frías o refrescos no azucarados podrían ser interesantes.
  • Menos, es más: prueba a disminuir el número de ingestas que realizas al día a tres o cuatro. Está demostrado que los periodos de ayuno entre comidas favorecen la “autofagia”, también conocida como “limpieza del organismo”. Esto puede ayudarte a sentirte más saciado durante el día (al contrario de lo que la gente piensa) a la vez que contribuye a que tus procesos digestivos sean más livianos.
  • Come frutas y verduras: éstas contienen, entre otros, vitaminas, minerales, fibra y agua muy beneficiosas para el organismo, y pueden ser un recurso para nuestros postres y entrantes. No las dejes de lado.
  • No destierres a los hidratos de carbono: ya lo sabes, estos son importantes para la obtención de energía por parte de tu organismo. Si no tienes un diagnóstico médico que te limite o prohíba tomarlos, complementa tus ensaladas con pasta de calidad o legumbres que te den ese aporte nutricional adecuado.
  • Elige pescado: no es ningún secreto que, en general, el pescado contiene una mayor cantidad de agua que la carne y su digestibilidad suele ser más rápida y ligera. Además, los ácidos grasos beneficiosos de algunas especies hacen de este producto un imprescindible de nuestra dieta estival.

Además, no te olvides de:

  1. Escuchar a tu cuerpo
  2. Disfrutar del camino escogido para la consecución de tu objetivo (deportivo, de vida…)
  3. Buscar el equilibrio (los extremos nunca fueron aconsejables)
  4. No abandonar la actividad física: la rutina deportiva forma parte de tu día a día. ¿Vas a dejar de practicar algo que te gusta y disfrutas? ¡Lee el post “No te olvides de correr durante las vacaciones” y nos dices si te queda alguna excusa!

Y tú, ¿cómo encaras estas vacaciones? ¡Queremos leerte en nuestra cuenta de Instagram @4earth_official!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
¿Necesitas ayuda?