Envíos GRATIS a la península por compras superiores a 50 euros. Para Canarias y Baleares, por favor, ¡contacta con nosotros!

LAS BASES DE UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Fuente: Pinterest

Aprovechando que tenemos la suerte de contar en nuestro equipo con una persona especializada en nutrición, con esta publicación comenzamos el bloque nutricional con el que queremos divulgar parte del conocimiento científico que encontremos de interés para todos los usuarios interesados en este campo, así como algunas ideas y buenos hábitos formulados por expertos para mantener un estilo de vida saludable. 

Por ello, hoy queremos hablaros de uno de los principales actores en el proceso digestivo: el intestino. Conectado de forma directa con el cerebro a través de un complejo sistema neuronal (el 90 % de la serotonina u hormona de la felicidad se produce en el intestino), éste está compuesto principalmente por bacterias, pero también podemos encontrar virus y parásitos que se alimentan de los alimentos que ingerimos. Estos últimos son potencialmente patógenos y podría decirse que nuestra salud depende en buena parte de a qué organismos estemos alimentando. 

De acuerdo con la comunidad científica, algunas de las claves para mantener un adecuado equilibrio en la microbiota son: una buena alimentación, dormir en torno a 6-7 horas mínimo, hacer ejercicio regular, evitar el estrés y llevar un estilo de vida sano.

A continuación, os mostramos cuáles son las bases de una buena alimentación que contribuya de forma positiva a vuestro bienestar:

1.       Planificar un menú semanal, adquiriendo únicamente los productos que necesitas que te ayudará a no caer en improvisaciones que incluyan ultrapocesados.

2.       Evitar o reducir la ingesta de dulces, bebidas azucaradas, fritos y alcohol, principalmente.

Entonces, ¿qué debe incluir mi lista?

–    Frutas y verduras: como base de una buena alimentación, las verduras deberían aparecer en las comidas y las cenas en una cantidad de unos 200 gramos aproximados por ración (dependiendo de los requerimientos individuales). En cuanto a las frutas, no menos de dos o tres piezas diarias dadas sus propiedades hidratantes, fuente de vitaminas y antioxidantes, fundamentales para deportistas.

–    Grasas de calidad: como el aceite de oliva virgen extra, el aguacate, los frutos secos y los pescados azules. Estas grasas son ricas en ácidos grasos omega 3 que ayudan a reducir la inflamación del organismo, son muy saciantes, y una buena opción para picar entre horas (no superando las cantidades diarias recomendadas).

–    Cereales integrales: priorizar todos los cereales por su versión integral te ayudará a mantener la glucosa en sangre estable, sacian el apetito y aportan fibra necesaria para tu organismo.

–    Proteína: siempre de buena calidad como huevos, pescados y carnes, priorizando el pavo, el pollo y el conejo por su bajo contenido de grasas.

–    Legumbres: imprescindible consumirlas mínimo dos veces por semana. Aportan fibra y minerales como el calcio, y son una buena fuente de proteína vegetal.

Además de todo lo anterior, especialmente si eres deportista, será muy importante que mantengas una buena hidratación a lo largo del día, bebiendo no menos de dos litros de agua. Infusiones, caldos de verdura o tés pueden ayudarte a conseguir esta hidratación diaria que es muy importante para que las funciones del organismo se ejecuten correctamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Open chat
¿Necesitas ayuda?